Tiempos inesperados


Desde hace un mes no estoy en mi casa. Me encuentro en otro sitio donde estoy en teoría más cómodo, pero con muchas más responsabilidades.

El tiempo para pensar lo he aprovechado para pensar en eso de que me quiero volver alguien más fuerte. Hoy día ya no me derroto como antes, y la fuerza de voluntad es algo que he ido mejorando con disciplina. Lo que no me había dado cuenta es de que no he cuidado de mi en salud, y ese agotamiento del cuerpo es lo que no me ha dejado progresar en algunas cosas.

Entre otras cosas por las responsabilidades que mencione es que me he alejado del teclado, de la política, del Facebook, y de todo de lo que suelo estar pendiente cuando estoy en casa. La tranquilidad es incomparable, pero se que cuando esto termine será como despertar de un sueño largo donde debo seguir corriendo por el camino de mi vida. Estoy seguro que no dejaré de escribir.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que tal si...

10 cosas que realmente me hacen feliz