5 cosas que me inspiran


En esta parte del desafío se supone que debería escribir sobre alguien en particular que me inspire, pero eso no existe ahora, lo más cercano son las personas que tengo como modelo a seguir y eso creo que es algo no quiero compartir de momento, así que en cambio hablaré de los temas que me llaman la atención e influencian mi creatividad.

1. Imaginar futuros distantes

El mundo está en una crisis donde hace falta más ciencia ficción, y los pocos escritores que hay son muy pesimistas. Creo que no es tiempo de seguir enfrascados en los dilemas sociales de la maquina y el hombre que se han planteado desde de McLuhan.

¿Qué hay de un futuro donde la humanidad más bien se desligue de la tecnología como la conocemos? esto se presenta muy poco en los medios de entretenimiento donde se prefiere plantearnos una distopía, o quizás prepararnos para ella.

Sin embargo soy optimista, y si tengo la visión de un futuro donde no se continua intentando el socialismo y donde la ecología tiene mucha más presencia. Puedo recomendar La belle verte (1996) de Coline Serrau, la cual rompe con la idea de que seremos dominados por skynet y la matrix y nos presenta un futuro mucho más "come flor".

2. La arquitectura de La Bauhaus

Quizás esto es más cuestión de lo que me infiere la estética, pero para mi la Bauhaus es de los mejores planteamientos de la arquitectura, cada vez que me encuentro con fotografías de obras que aplican su técnica me quedo enamorado del sitio y queriendo pasar un día allí. También siento que la estética que prometían no se pudo apreciar enteramente sino hasta muy luego.

3. Paisajes urbanos y semi rurales

Todo sitio puede ser contexto de una historia, y siempre encuentro un encanto en espacios que no tienen nada de peculiar. Las cosas comunes de la vida diaria pueden tener la misma magia y encanto que cualquier sitio turístico si eres capaz de proyectar una buena escena allí, puede que me base en las vibras que me da, o en el que pensaría alguien si pasara por allí. Me di cuenta de esto al darme cuenta que mi sitio favorito para escribir es en las mesas de un restaurant chino del centro de mi ciudad.

4. Establecer metas falsas e imaginar como cumplirlas

¿Si tuviera que volverme presidente ahora mismo, por dónde empezaría?, ese tipo de preguntas son buenas para desarrollar historias que parten desde un contexto tangible y determinan las limitaciones de una vez, también hace flexible la ficción siempre porque la cantidad de trabajo viene en la cantidad de elementos que se alteren o añadan.

5. Imaginarme en otra época o contexto

Eso es similar a la anterior y a la primera, ¿qué habría sido de mi si me hubiese tocado vivir la Venezuela de los 90?, cuando me lo pregunto de este modo suele ser más un desafío porque no es una ficción de viaje en el tiempo, sino de plantearme nativo de otra época donde la tecnología y el contexto es otro, y tendría expectativas del futuro. Por otra parte cuando pienso en las posibilidades de viaje en el tiempo, no le encuentro igual de inspirador porque es más una cuestión de plantear cosas que quisiera hacer y cambiar en vez de imaginar sucesos y experiencias.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Que tal si...

10 cosas que realmente me hacen feliz